Plaguicidas que matan abejas

Es posible que si visitáis el campo ocasionalmente hayáis notado que donde había abejas ya no las hay o hay muchas menos. Más allá de las sequías, los incendios o el aumento de suelo urbano en las últimas décadas hay una causa mucho más concreta, los plaguicidas neonicotinoides.

Abeja polinizando

Esta clase de plaguicidas son de los más vendidos a nivel mundial y están fabricados por Bayer con el nombres de Gaucho y Poncho, y por Syngenta con el nombre de Tiametoxam . Su misión consiste en paralizar el sistema nervioso de los insectos y causarles la muerte en pocas horas. Además, se supone que a los mamíferos no nos afectan tanto, pero lo cierto es que la EPA (Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos) los ha catalogado con un nivel de toxicidad de tipo 2 y 3. Pero volviendo a la repercusión de estos pesticidas sobre las abejas, cabe destacar algunos datos:

  • 1940, los apicultores estadounidenses contaban con 5 millones de colonias aproximadamente. Hoy en día la cifra apenas supera los 2 millones.
  • 2004, fue uno de los años negros. En unas determinadas zonas se extinguieron el 90% de las abejas, en otras el 50% y en otras entre un 10-12%.
  • 2008, Baden-Wuerttemberg (al sur de Alemania) a lo largo del cauce del Rin se pierden dos tercios del total de abejas por utilizar plaguicidas neonicotinoides en las plantaciones de maíz.
  • Las pérdidas de los apicultores ha sido tal que en países Europeos (Alemania, Inglaterra o España), Estados Unidos, la riber del Nilo, Australia, China o Japón muchos han quebrado o han tenido que abandonar su oficio.

El problema puede ser aún mayor si tenemos en cuenta que las abejas son las encargadas de la polinización en muchos cultivos, tengamos en cuenta que la producción de semillas disminuiría al 90% si estas desapareciesen. Además de este dato, los chicos de LaReserva.com han recuperado unas palabras que pronunció en su día Albert Einstein, cuanto menos sobrecogedoras: “Si las abejas desaparecieran del planeta, al hombre sólo le quedarían 4 años de vida”.

Estos días, la Unión Europea iba a prohibir el uso de este tipo de plaguicidas durante al menos dos años por quedar probada la conexión entre el colapso de colonias de abejas y estos pesticidas, y digo iba porque no se ha conseguido finalmente. Según la Comisión encargada “no se ha obtenido una mayoría cualificada ni a favor ni en contra del texto”. De los 27 países, 13 han votado a favor del veto (entre ellos España), 9 en contra (como Hungría o Rumanía) y 5 se abstuvieron (como Alemania o Reino Unido). ¿Y qué pasará ahora? Pues se supone que la Comisión tiene que preparar un nuevo plan de ruta y volver a votar el veto a los plaguicidas neonicotinoides. ¿Podemos hacer algo nosotros los ciudadanos para acelerar este proceso? Es posible. La plataforma change.org cuenta con una petición con el fin de parar esta masacre de abejas y que ya cuenta con más de 350.000 firmas, así que os animo a que firméis esta petición por el bien de estos animales y por el bien del planeta. Para más información, recomiendo ver el documental `El silencio de las abejas´, dividido en cinco partes:

Fuentes: Materia, Wikipedia, ECOPORTAL.net, Sermoneo, Coordinación contra los peligros de Bayer, LaReserva.com, Telegraph, ikerjimenez.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s