¿Qué hay detrás de la industria pornográfica?

Vivimos en la sociedad más sexualizada hasta el momento, lo cual es un hecho que no tendría el porqué ser malo en sí mismo. Pero la pornografía actualmente es algo muy habitual y está a dos clics de ratón y este es un factor que ha podido influir mucho en nuestro comportamiento. Pero, ¿qué hay detrás de todo lo que mueve la pornografía? ¿quién y cómo ganan dinero? ¿hay gente que paga por ver porno hoy en día? y si es así ¿tanto pagan como para ser la segunda industria de entretenimiento que mayores beneficios repercuten, o hay algo más? ¿Y qué tiene que ver el mundo de la prostitución y el de la pornografía económicamente hablando? Vamos primero con los datos y luego con algunas de las conclusiones, algunas bastante negras. Pero antes, permitirme mencionar que buena parte de los datos, observaciones y conclusiones de este artículo son del gran Santiago Camacho, quien habló y aportó luz sobre este tema en Milenio 3.

Fuente: jonesandb.com

Fuente: jonesandb.com

Cifras y datos

  • El porno es el segundo negocio de entretenimiento más importante en volumen de capital, solo por detrás de los videojuegos y muy por delante de otras industrias como la cinematográfica. Tanto es así que si uniésemos el negocio del deporte profesional y el de la música, aún seguiría estando por delante el del porno.
  • La industria pornográfica está por delante (económicamente hablando) de industrias como la farmacéutica o la de bebidas alcohólicas, y solo una posición por detrás de la petrolífera.
  • En 2005, la industria del porno facturó 57.000 millones de dólares y esta cifra podría haberse visto incrementada en los años posteriores.
  • Entre las tres principales cadenas de televisión en los Estados Unidos( la ABC, la CBS y la NBC) apenas facturan 6.000 millones de dólares.
  • El primer negocio en Internet es el del porno, el segundo es el del juego y el tercero es el de la pornografía infantil.
  • Cada segundo se gasta en pornografía 2.517 euros y 28.528 usuarios de Internet están viendo porno.
Fuente: urbangospelmission.com

Fuente: urbangospelmission.com

El porno, responsable de avances y retrocesos tecnológicos

¿Os acordáis de la guerra entre el Betamax y el VHS por convertirse en el estándar de nuestros salones? Pues el porno fue uno de los poderes fácticos determinantes en la victoria del VHS y si no hubiera sido por este, quizás no hubiésemos visto jamás una cintas de VHS por nuestra casa.

¿Y cómo ha modificado Internet? Pues para empezar ha propiciado el auge de servicios de pago electrónico como PayPal o de la moneda virtual por excelencia, los Bitcoins. Y es que la pornografía infantil se paga casi en su totalidad mediante bitcoins, pues esta moneda no deja rastro ninguno y garantiza de momento el anonimato del, llamémosle individuo que visita y visiona contenido en estas webs. Así que ya tenéis respuesta a la pregunta de quiénes tenían en un principio la necesidad de medios de pago electrónico, seguros, fiables y sobre todo, anónimos.

Resalto la especial importancia de la figura del anonimato porque de hecho American Express ha tenido que retirarse como opción de pago de estas páginas porno por una sencilla razón y es que el usuario pagaba con su tarjeta y esto se le reflejaba en su cuenta corriente en el registro de operaciones. Y no pasaría nada si no fuera porque una gran parte de las cuentas corrientes y tarjetas de crédito no fueran compartidas entre el matrimonio, pero cuando en la mayoría de casos el marido tenía que poner la clásica excusa de “cariño, esto no es lo que parece, debe ser un error del banco”. Por lo tanto, American Express se encontró con cientos y cientos de incidencias y, pese a que sabían que el porno les podía aportar numerosos beneficios, decidieron abandonarlo.

Fuente: phpbb.com

Fuente: phpbb.com

¿Y qué hay de las molestas ventanas emergentes o pop-ups? Efectivamente, existen y se desarrollaron gracias a la industria del porno.

¿Adivináis quien se gastó el dinero para crear y desarrollar la tecnología de streaming? Exacto, la industria del porno.

¿Y quién es el culpable de que millones de ordenadores y dispositivos estén infectados de virus troyanos? Lo habéis adivinado, la industria del porno.

¿Y cómo puede ganar dinero el porno gratuito?

Llegados a este punto nos toca hablar del porno gratuito, de aquel accesible para todo el mundo, que tampoco deja rastro en la cuenta corriente y que es muy fácil borrar los sitios web visitados simplemente borrando el historial o habilitando la navegación privada en el navegador. Bien, la pregunta que surge con las páginas que ofrecen porno de forma gratuita es ¿cómo ganan dinero entonces? Las respuestas serían dos, aunque evidentemente no serían aplicables a todos los websites de porno gratis.

  1. Gracias a los anuncios, banners, ventanas emergentes y troyanos que nos saltan intentando que caigamos en la trampa.
  2. Gracias a la trata de blancas, de esclavas sexuales que explotan ilegalmente las redes de prostitución. ¿Y qué relación puede haber entre estas mafias y determinadas webs de porno gratuito? Pues muy sencillo. Se trata de blanquear el dinero negro, y para eso no es difícil adjudicarse el número de clicks en anuncios y así poder decir que ese dinero ha salido de la publicidad que alberga la web. Pero es la cosa no acaba ahí, pues estas mafias disponen de ideólogos que usan la web para promocionar su estilo de negocio, la prostitución.

¿Tiene base científica decir que somos la sociedad más sexualizada hasta el momento?

Pues sí, finalmente tenemos que hablar de la adicción al sexo digital, de la dopamina en el cerebro. Y es que el ser humano tiende al mayor placer con el mínimo esfuerzo, así que busca la mayor descarga de esta sustancia con el menor esfuerzo posible y el sexo por Internet es el medio perfecto para llevar esto a la práctica.

El ejemplo perfecto es Japón, donde la abstención sexual se ha incrementado hasta unos límites verdaderamente preocupantes que están influyendo de manera alarmante en las tasas de natalidad, que van en caída libre por culpa de este factor. Para muchos japoneses tener sexo físico ya no compensa tanto como recurrir a Internet y, lejos de ser un hecho aislado, este fenómeno se está expandiendo rápidamente entre la población masculina y femenina, entrando en un bucle de adicción al sexo en que cuanto más expuesto a la sustancia estás, menos efecto te hace y más dosis necesitas.

En el caso de la pornografía, cuanto más expuesto se está al estímulo, mayor estímulo se necesita, y por eso los géneros pornográficos más extremos como el sadomasoquismo están triunfando cada vez más, e incluso acceder a contenidos ilegales como la pornografía infantil está siendo un estímulo más que un impedimento, algo que es tremendo de digerir para una “sociedad avanzada” como la nuestra y que deja a la especie humana en muy mal lugar con algo que debería ser sagrado como lo es la inocencia de un niño. Os adjunto a continuación el documental “El Imperio de los Sinsexo“, que explica de forma más extensa este fenómeno del que os he hablado.

 

Fuentes: Santiago Camacho (programa 13×14 de Milenio 3), ALT1040, América Economía.

Anuncios

Una respuesta a “¿Qué hay detrás de la industria pornográfica?

  1. Pingback: Hypersexualitation | It's not perfection, it's just me.·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s